La Revista Delphos Magazine entrevista a nuestro Gerente Responsable de Pegasus South America y Director General de Pegasus Offshore, Julián Martín

Delphos Magazine, entrevistó en forma exclusiva a Julián Martín Caminero, Gerente responsable de Pegasus South América, una de las empresas encargadas del combate de incendios forestales en Chile, quien nos contará la historia de la empresa, sus operaciones y los desafíos, tanto logísticos como de pro- cedimientos debido a la pandemia del Covid-19.

Por favor cuéntenos la historia de Pegasus y cuáles son los principales valores que los motivan a entregar el servicio de extinción de incendio.

Pegasus South América, es una de las principales filiales en el exterior de Pegasus Aero Group. Nuestro grupo tiene una experiencia en el rubro de más de 55 años, actualmente estamos presente en más de 5 países. La prevención y ex- tinción de incendios forestales con aeronaves se realiza desde hace más de 45 años, siendo pioneros en estos trabajos en Europa, a partir de nuestra experiencia en tratamientos y trabajos aéreos. Actualmente disponemos de una flota cercana a las 120 aeronaves, entre aviones y helicópteros, y gestionamos alrededor de 150 bases aéreas. Nuestras operaciones acumulan más de 350.000 Horas de vuelo, de las que cerca del 80 % se han producido en el entorno de las emergencias (relacionados con el medio natural o de tipo civil). Solo en Chile, desde la creación de Pegasus South América, acumulamos cerca de 80.000 horas de vuelo.

La posición de la compañía en chile es de presencia permanente y generación local de empleo, con un Centro de Mantenimiento situado en Concepción, donde se concentran el grueso de nuestras operaciones. Entre nuestros pilares, el mantenimiento integral con los más altos estándares de calidad, y el desarrollo de una operación con una alta cualificación de nuestros pilotos, que en su gran mayorría trabajan todo el año en la actividad de incendios forestales (Doble Temporada), lo que nos permite presentar una mayor experiencia y capacidad de gestión de recursos, a un lado y otro del Atlántico.

Nuestra misión principal es satisfacer las necesidades de agentes públicos y privados, que para el desarrollo de sus acciones requieren de la utilización de medios aéreos, con soluciones tecnológicas embarcadas, adicionalmente, a través de SEILAF, centro de simulación y emergencias de incendios forestales presentamos soluciones en el ámbito de la formación de toda la cadena de trabajo de un incen- dio forestal, y prestamos asesoría integral en el ámbito de la gestión de los sistemas contra incendios forestales.

Dentro de Pegasus, ¿cuáles son y qué características tienen las divisiones que la componen?

 Pegasus South América cuenta con un equipo humano de grandes profesionales con amplia experiencia en el sector, que gracias a la doble temporada de incendios en Europa y Sudamérica están de forma permanente involucrados con la operación complementándose a lo largo del año, esto hace que los niveles de especialización sean muy altos.

La compañía trabaja bajo el certificado AOC Nº1166 y dispone de un centro de mantenimiento aeronáutico CMAE Nº 424, del mismo modo estamos certificados como centro de mantenimiento aprobada Extranjera, Perú OMAE Nº 027 por la DGAC Perú y en Uruguay OMA Nº H264E por DI- NACIA, además a través del CMA 045 047 se mantienen aeronaves Españolas.

Se distinguen tres departamentos claves:

  • Divisiones de operaciones
  • División de mantenimiento y aeronavega- bilidad
  • División de calidad y seguridad operacio-

En forma transversal a los anteriores estarían los departamentos de logística y comex, masso y recursos humanos, que dan el soporte necesario para el desarrollo de las operaciones.

Destacan nuestra certificación en ISO 9001, ISO 45001, Certificado SMS actualmente trabajando en nivel 4, así como la implementación y certificación de nuestro sistema de gobierno corporativo compliance el cual se ha implantado en la compañía la temporada pasada siendo pioneros en este sentido, un estándar que consideramos esencial para el desarrollo de estos servicios tan especializados, y que a la vez dan garantías de cumplimiento hacia nuestros clientes.

¿Cuál ha sido el desafío logístico más complejo en cuanto al transporte de las aeronaves desde y hacia España?

La ejecución de la doble temporada de in- cendios en dos continentes es ya de por sí un desafío y un reto que venimos realizando desde hace ya muchos años, el cuál hemos ido mejorando y modificando a medida que hemos ido encontrando dificultades, creo que sin dudar este complejo movimiento de aeronaves por vía marítima y aérea es uno de los mayores logros en general de la compañía y forma parte del ADN de la misma, creo que ese es el desafío, y se ha convertido en un modelo de trabajo que está perfectamente integrado en la organización. Toda la operación de desarmado y armado de aero- naves, tiempos de desplazamiento, mantenimiento, procesos de embarque, etc… es un mecanismo de gran precisión que involucra numerosos recursos personales y materiales en los todo debe funcionar de forma coordinada al milímetro.

¿Qué modelos de helicópteros y de aviones componen la flota de Pegasus que opera en Chile?

Actualmente Pegasus opera distintos tipos de aeronaves en Chile, las mismas están desplegadas en las bases de operación a lo largo del territorio Chileno desde la Región Metropolitana hasta la Región de los Rios, con el soporte organizativo, operacional y de mantenimiento desde nuestro centro de operaciones ubicado en el aeropuerto de Carriel Sur en Concepción, Región del Bio Bio, nuestra flota actual comprende distintas categorías:

  • Helicópteros Pesados: Kamov K32-A11-
  • Helicópteros medianos: Bell 412 y Bell
  • Helicópteros ligeros: A 1 1 9 K o a l a , AS350B3 y Bell
  • Aeronaves de carga en tierra: Air Tractor.

Disponemos de una amplia flota que puede atender los requerimientos de nuestros clientes, con un importante soporte de mantenimiento local, es importante señalar que todas las aeronaves son propiedad de Pegasus o sus filiales y en menor medida en régimen de alquiler, no dependemos de terceras empresas ni operamos como intermediarios controlando por tanto todo el proceso de la operación.

¿Cuál ha sido número máximo de aeronaves que han operado ustedes en Chile y cuantas aeronaves operarán durante esta temporada 2020-2021?

El número máximo de aeronaves que hemos operado en Chile tuvo lugar la temporada pasada con un total de 42 aeronaves, esta temporada estamos operando un total 41 aeronaves, 33 helicópteros y 8 aviones de carga en tierra y disponemos además de una flota importante de aeronaves de Back up para mantenimiento, relevo ante incidencias durante la temporada, así como la posibilidad de reforzar o incrementar nuestra operación en caso de ser requerido.

¿Cuál es la capacidad de agua o retardante que pueden llevar las aeronaves?

Las capacidades de lanzamiento de agua dependen de los distintos modelos de aeronaves, en todos los casos es viable el uso de espuma como aditivo para mejorar la efectividad de las descargas y en el caso de los aviones igualmente pueden utilizar la posibilidad de descarga con retardante, especialmente efectiva en el primer lanzamiento siendo en muchas ocasiones el primer medio en llegar.

Los Helicópteros ligeros estarían en torno a los 910 litros, medianos desde 1200 a 1560 litros y pesados hasta 5.000 litros, para los aviones estaríamos hablando de capacidades de descarga de hasta 3.500 litros.

¿Cuál es la aeronave que mejor se adapta a la geografía de Chile? ¿Por qué?

Es importante señalar que no hay ninguna aeronave tipo para una determinada misión referida al combate de incendios, los distintos modelos tienen capacidades diferentes y en general todas son útiles y tienen su espacio en la extinción de un incendio forestal, la clave está en saber utilizarlas y combinarlas allí donde verdaderamente sus capacidades van a ser óptimas, siempre además sin perder de vista que el combate aéreo es el complemento al trabajo que realiza el personal de tierra (bomberos forestales principalmente) que al final son los que realmente apagan los incendios y para los cuales siempre es necesario mostrar nuestra gratitud y reconocimiento a su trabajo en condiciones muy difíciles y con un gran riesgo. Nuestra experiencia apunta siempre hacia un des- pliegue combinado de aeronaves de dis- tinta capacidad de transporte y de carga de agua, que debe ir complementándose y creciendo en función de si hablamos de un ataque inicial o para un combate ampliado. Es fundamental combinar la velocidad de arribo al incendio, capacidad de carga de agua y transporte de personal, es aquí donde cada organización debe buscar las mejores alternativas según las zonas de trabajo.

¿Cuál es la fase más compleja de la operación de las aeronaves?

 Toda la operación con aeronaves es realmente compleja, sin embargo, considero dos fases que entiendo son especialmente sensibles. La primera es la llegada de la aeronave al incendio con el reconocimiento del mismo para, bien hacer el lanzamiento de agua si se trata de un avión o un helicóptero bombardero o bien dejar a la brigada en el punto óptimo seguro más cercano al incendio para luego iniciar el trabajo de lanzamiento de agua, asociado a la maniobra en sí, este es un momento crucial en la toma de las primeras decisiones que pueden resultar exitosas para apagar el incendio. La segunda sería para los helicópteros la carga de agua en el punto más cercano al incendio, esta es una operación compleja que requiere de una buena elección del punto de agua, reconocimiento del mismo y es una operación exigente en la aproximación, carga de agua y salida del mismo hacia el incendio, esta requiere de la máxima concentración por parte del piloto.

¿Cuántas horas de vuelo en promedio, se realizan durante las operaciones de incendios forestales?

En general viendo la estadística de los últimos 10 años las aeronaves están en una media entre 150 y 200 horas de vuelo por temporada, entendiendo de media entre 100 y 120 días por temporada.

¿Combatir incendios durante la noche es factible?

Técnicamente será viable y no descartamos que en el futuro pueda ser una alternativa, sin embargo no debemos olvidar que lo primero en lo que debemos pensar es en una operación segura, actualmente la noche debe ser aprovechada por los recursos terrestres para avanzar en las tareas de extinción toda vez que la intensidad del fuego por lo general disminuye al bajar la temperatura. Tener aeronaves de noche trabajando en un incendio es un riesgo añadido, hay que tener en cuenta la orografía, el terreno, la coordinación con el personal de tierra, la disposición de aeródromos que estén autorizados para operar de noche donde las aeronaves puedan repostar, etc… en resumen a día de hoy no tenemos las garantías y si un riesgo añadido, nos falta aún camino por recorrer y seguro que iremos trabajando para que quizá en un futuro pueda ser una realidad, pero bajo mi punto de vista nunca será en la misma forma y manera que en el combate diurno.

¿Qué opinión le merece a usted la calidad de la red secundaria de aeródromos en Chile?

 En general en las bases de operación desde las que opera Pegasus y con el cono- cimiento de muchas otras podemos decir que hay una buena red de aeródromos desde la que se puede realizar la operación de combate de incendios.

 

Si vemos necesario en algunos casos seguir trabajando con las entidades propietarias / gestoras de las mismas en temas como la habitabilidad de las tripulaciones, y personal asociado a la operación, que deben tener unos requerimientos óptimos para la estancia y descanso, la operación en Chile es muy exigente y el personal debe tener garantías de unas instalaciones de habitabilidad óptima.

Igualmente hay aeródromos que necesitan de inversiones en la propia infraestructura como helisuperficies o pistas de avión en las que es complejo operar debido a la falta de unas buenas estructuras o simplemente la eliminación de algunos obstáculos que facilitarían la operación para las tripulaciones, permitiendo además el aprovechamiento de toda la capacidad de las aeronaves que en estos casos puede verse limitada.

¿Cuál cree usted que es el aeródromo más complicado para operar y por qué?

Nuestras tripulaciones están entrenadas y poseen la experiencia para operar en cada uno de los aeródromos y bases de incendios eventuales autorizadas por la DGAC. Sin embargo, la complejidad vie- ne producto de grandes incendios donde se concentran muchas aeronaves en un espacio aéreo reducido, como lo son los aeródromos cercanos.   Otro motivo es por condiciones meteorológicas, principal- mente el viento reinante. Los incendios mueven grandes masas de aire y esto nos ha obligado a suspender las operaciones desde algún aeródromo por este motivo.

¿Cómo ha influido en las operaciones aéreas?

 La afección de la Pandemia COVID-19 ha afectado de manera importante a las operaciones aéreas, desde el inicio de la misma desde Pegasus se implementaron todos los procedimientos requeridos y se fueron desarrollando procedimientos de trabajo tanto en nuestras instalaciones principales, como en las bases forestales con un único objetivo que ha sido y es la protección de nuestro personal de modo que pudiéramos garantizar su salud y como consecuencia de esto garantizar la operatividad del Servicio para nuestros clientes.

A título particular la operación se ha visto condicionada en todos sus aspectos, sanitización de aeronaves, protocolos de embarque y desembarque del personal, capacitación y realización de briefing y debriefing, o la organización de los turnos de trabajo, en resumen ha habido que adaptarse a una nueva forma de trabajar tratando de garantizar la protección y fomentando el distanciamiento social, en este sentido no quiero dejar de mencionar que en Pegasus fuimos pioneros en promover y conseguir un dispositivo que separara la cabina del piloto de los pasajeros de forma que se garantizara el aislamiento entre ambos, disminuyendo posibles riesgos de contagio.

No menos importante ha sido como ha afectado la pandemia al desarrollo de otros procesos paralelos en la operación, como por ejemplo la obtención de visados de trabajo y otros trámites documentales que se han visto demorados y con tiempos de resolución mayores, del mismo modo el propio desplazamiento del personal de un país a otro, condicionado por las medidas o requerimientos específicos en cada país, llegando al extremo la temporada pasada de no poder regresar personal en las fechas previstas debido a la ausencia de vuelos y cierre de fronteras que se produjo entre abril y mayo.

En estos momentos estamos combatiendo contra dos enemigos el virus y los in- cendios forestales, debemos poner todos nuestros esfuerzos en ganar la batalla a ambos.

¿Cómo afectó la cadena logística del movimiento de las aeronaves entre Chile y España?

El movimiento de las aeronaves entre Chi- le y España ya es de por si una operación compleja, el hecho de estar además condi- cionado por una emergencia sanitaria ha provocado que los tiempos se hayan visto modificados respecto a temporadas anteriores y hayamos tenido mayores dificultades en la gestión del traslado, lo que ha supuesto un esfuerzo extra en el equipo humano que está involucrado en la operación. Principalmente considerar que, a las medidas de protección del personal, se han sumado restricciones de movilidad, obtención de permisos específicos para desplazamientos, retrasos en las fechas de embarque, etc…. que han hecho de esta temporada la más compleja en este sentido.

No puedo dejar de reconocer el esfuerzo del excelente equipo de profesionales con el que cuenta Pegasus tanto en España como en Chile, considerando que movemos un numero de aeronaves de no menor, que operan en ambos continentes en doble temporada.

Este despliegue de aeronaves y movimientos en barco no se hace en ningún otro lu- gar del mundo en el volumen que estamos considerando, podría llegar a parecer algo normal, pero no deja de ser una hazaña extraordinaria conociendo todo el trabajo que hay detrás de este movimiento.

¿Qué mensaje le gustaría entregar a las personas sobre el increíble rol social que cumple su empresa al combatir los incendios forestales?

 Nuestro objetivo y nuestro convencimiento es prestar el mejor Servicio con las máxi- mas garantías de calidad y seguridad en el cuidado de los recursos personales y recursos medioambientales en la lucha contra la lacra que suponen los incendios forestales, la sociedad puede tener la garantía de que nuestro equipo humano trabaja día a día con la máxima ilusión en el convencimiento de que trabajamos por un mundo mejor, combatiendo los incendios forestales para preservar el medio ambiente y la conservación de un patrimonio que permita el desarrollo de una gestión forestal sostenible que deje a nuestros hijos un planeta mejor que el que nuestros padres nos dejaron a nosotros.

Leer la entrevista versión PDF. 

 

 

 

 

Leave a Reply